Blogia

kanaima

El final es mentira

Había que defender la democracia y la civilización occidental. Era la excusa para los golpes militares y las dictaduras que sacudieron Latinoamérica durante la segunda mitad del siglo XX.

Hace 39 años que mataron al Che. Pero seguía dando miedo. El Che era nomás un hombre, un ser humano lleno de fallos y vicios y que cometió decenas de errores. Pero el Che fue la cara visible de algo que se movía en América, de mil formas y con mil formas. El Che era la cara de la subversión a siglos de hambre y latigazos de los señores que, con otra máscara, seguían siendo dueños de vidas después de las Revoluciones y las supuestas independencias que se hicieron en el siglo XIX.

Y no se podía tolerar. Era impensable que Chile nacionalizara el cobre, que en Argentina existiera un movimiento obrero perfectamente organizado, que en Brasil hubiera quien hablara de reforma agraria.

Recién veo una película, Garage Olimpo, ambientada en la dictadura argentina. Y la dictadura argentina era un garage donde se tortura bajo control médico, un garage desde donde salen camiones llenos de prisioneros drogados que luego serán arrojados, vivos al mar. La dictadura argentina era un torturador que se creía dueño de una mujer, un militar que mata a la inquilina de la casa tras obligarla a venderla por una fracción de su precio real.

Todo eso tenía un objetivo claro: había que garantizar el mercado barato para las empresas extranjeras , eso que llaman libertad económica, antes de darle permiso a los argentinos y al resto de latinoamericanos para votar cada cuatro años por un gobierno atado al FMI. Cuando se consiguió esto en la mayor parte del mundo, se dijo que la Historia había acabado. Misión cumplida.

Pero era mentira. La Historia y la subversión, que lo mismo da, seguían andando. Porque, como me dijo una amiga llegada de Mendoza, para mi la dictadura también fueron Menem y los que siguieron.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Límites

¿Hasta que punto el tener un país plagado de urnas cada 4/5/6 años es sínonimo de democracia? ¿Hasta qué punto la democracia formal deja de ser democracia para ser tan solo formas? Pongamos algunos ejemplos. Colombia y Venezuela: en Venezuela ocho canales de televisión, siete de ellos privados que con total libertad denuncian la censura y con total libertad critican o más bien insultan al sistema que desde 1998 se está tratando de edificar en el país. Venezuela, el país con mayor número de partidos políticos registrados en toda Latinoamérica, y sin embargo uno de los más acusados de entorpecer la libre participación de los ciudadanos. Venezuela, el país donde más se lucha contra la pobreza y más medidas efectivas se toman a favor de los desfavorecidos (esa gente que en América Latina junta al 80% de la población) y el que más está acusado de tener un gobierno populista. Y luego Colombia: ese país donde, según Reporteros sin Fronteras, se “garantiza una total pluralidad de medios, aunque los periodistas lo pagan con su vida”. Colombia, donde dicen que existe una democracia formal pero, como me dijo una amiga del Putumayo, “los paramilitares llegan a una aldea en aviones del ejercito. Llegan con fusiles y motosierras y atan a los campesinos, y el que más suerte tiene es el primero, porque el resto van viendo lo que le hacen y no pueden evitarlo, ni él ni su gente. El primero es el que antes muere y el que más suerte tiene.” Colombia, donde la Unión Patriótica sufrio uno de los mayores genocidios de las “democracias” en los años 80.

Más aún, hablemos de Cuba: el país con menor índice de analfabetos, con menor número de “niños de la calle”, ese país asediado hasta la asfixia, que ha cometido mil errores y cometera mil más, pero que tendra esa capacidad para cometerlos. No es Colombia, no es Argentina, esos paises donde no existen fallos sino directrices marcadas por los Tratados de Libre Comercio. Cuba, ese país o fortaleza que ha mandado médicos donde no llegaban los mandatos de la ONU. Esa isla que opera gratuitamente de la vista a miles de latinoamericanos aunque ciertos medios le den más difusión a una única niña operada en España gracias a una ONG.

O hablemos de Guatemala o El Salvador, países llenos de urnas y tumbas, países que aceptaron la democracia formal cuando toda oposición al sistema yacía bajo tierra o bajo mar. O Argentina, alumna aventajada del FMI después de las dictaduras militares, ya que antes no eran más que nidos de rojos pese a tener tantas cabinas de votación como ahora. O Nicaragua, donde la democracia no era la democracia hasta que ganaran los buenos de verdad, los de siempre, y que cuando puede volverse de nuevo la balanza vuelve a ser el peligro del populismo y el totalitarismo, palabras ya tan vacías de sentido como vacíos están los cuerpos de los asesinados por la Contra. O hablemos, yo que se, de todas las cámaras de tortura y de todos los pelotones de fusilamiento y de todas las cunetas llenas de cadáveres que han permitido que cada cuatro, cinco o seis años se pueda elegir al bueno de la película, ese que southamericano que felizmente le rie las gracias al vecino del norte. Se permite eso, no otra cosa, el resto sería populismo, y eso si que no, eso sí que nunca.

¿Hasta qué punto se puede llamar libre o democrático a un país completamente privado de la más simple justicia? ¿Hasta que punto pueden llamarse libres a países donde un mínimo de familias controlen los medios de subsistencia de millones?

Tengo frente a mi un billete de mil pesos colombianos: Jorge Eleicer Gaitan saluda, y dice: No soy un hombre, soy un pueblo. A Gaitán, y al pueblo, lo mataron.

La Canción de Carla

La Canción de Carla

La primera vez que vi esta película fue en casa de mi hermano junto con mi cuñada y un compañero colombiano exiliado. Estabamos hablando del conflicto de Colombia, de su marco político, social y económico y de la necesidad de EEUU de controlar el país andino para avanzar en la implantación del ALCA. Las cervezas se estaban acabando cuando Eva dijo que la película que comenzaba en la TV era de Ken Loach.

Seguimos hablando mientras haciamos más bien poco caso a la película hasta que comprendimos su tema: la revolución sandinista en un momento en el que la Contra preparaba su ofensiva final. La canción de Carla es un compendio de crímenes y muertes del pueblo nicaragüense y una exposición de sus sueños y sus luchas durante los 80.

Yo recién estaba comenzando a conocer de otras muchas muertes y crímenes que ocurrían y ocurren ahora a cada segundo. Cuando finalizó la película estabamos en silencio hasta que se hizo notar que faltaba cerveza. Yo y el compañero, el colombiano, bajamos a buscar en algún bar. Él me dijo que ahora sentía como una vergüenza y una impotencia por estar lejos de su país, y que eso que acababamos de ver, esos mercenarios de la Contra destruyendo escuelas y arrancandole la lengua a cantantes eran paramilitares en el valle del Cauca. Él me dijo que había vuelto a ver a Colombia viendo esa película sobre Nicaragua.

Cuando no hay pan y el circo es privado

Cuando no hay pan y el circo es privado

Se escuchan muchas opiniones sobre el papel de Chávez en la ONU, desde dentro y fuera de la solidaridad con Venezuela. Los más dicen que ha sido un espectaculo de populismo y demagogia, y alguien dijo que es penoso para los contrarios a Bush que su mayor rival en estos momentos sea alguien como el presidente de Venezuela. También se ha dicho que su actuación solo sirvió para desacreditarlo y convertirlo (más) en objetivo de burla.

Pues bueno, el objetivo de Chávez, supongo, era el de ser escuchado. Y el objetivo de Chávez durante todo su mandato ha sido que todos puedan escucharle y comprenderle, y por eso tiene semanalmente un programa de cinco horas en la televisión pública venezolana. La única que no lo insulta y lo difama. Y en esas cinco horas Chavez habla y escucha y canta (pues vale) y explica que ha hecho, que está haciendo y que va a hacer. Desde aquí nos puede parecer algo absurdo, fuera de lugar que todo un presidente de un país tenga un programa de TV y podemos decir que es una mezcla entre el Diario de Patricia y los Guiñoles. Pero aquí,en la civilización, en el mundo desarrollado, rara vez se nos dice que están haciendo con el poder ejecutivo o el legislativo a menos que la agenda setting así lo quiera: el estatuto catalán es un apocalipsis y en andaluz nadie diría que se está debatiendo, por ejemplo. Y estoy seguro que pocos de los que critican las canciones que canta Chávez hayan visto más de esos cinco segundos de ese programa que dura horas.

Y cuando Chávez habla en la ONU, más de lo mismo. Es un presidente bochornoso. Pues vale, pero es el único del que nos hemos enterado algo de lo que ha dicho. Y eso ha llevado a muchos a buscar más de su discurso, quizás solo para reirse un rato, pero el discurso lo han visto. Y ahí había más que frases como aquí huele a azufre: había una petición de reforma de la ONU, había una condena al imperialismo, había solidaridad con el Líbano y con Palestina. Había, en definitiva, un discurso político que se ha conseguido que mucha gente escuche, a lo mejor inconscientemente, pero se ha conseguido. Más de lo que han conseguido el resto de representantes frente a la ONU. Como muestra, el libro de Chomsky recomendado por Chávez es líder de ventas en EEUU. Quizás no todos lo lean, pero el libro estará en esas estanterías, y ya hay cientos de estadounidenses que van a comprender una parte de su país que nunca se les cuenta y que, posíblemente, tomen una posición.

Y ahora nos reiremos, nos burlaremos, imitaremos e insultaremos. Pero luego, pensemos quién es el que, al final, ha ganado con todo ello.

Down Jones Soldier

Down Jones Soldier

En ese justo momento

Llevaba un libro sobre Gramsci y escuchaba música. La mujer debió de colarse por delante mía en la cola del bus, no se, no me dí cuenta. Cuando se sentó me miró y me pidió perdón en una mezcla de árabe y castellano. No habría pensado en nada más si en la mañana no hubiera leído más noticias sobre inmigración y muertes y no estuviera escuchando en ese justo momento esa justa canción de El último ke zierre:

Ay que pena,
que las aguas del estrecho no callaran
cuando cruzó por ellas la vida y la esperanza,
que la luna no alumbrara,
las estrellas no brillaran
ni cegara las miradas de los perros de la playa
y que sólo la mañana delatase sus pisadas,
no sufrir más la vergüenza de sus cuerpos en la arena.
¿Sabes tú, vecino, de cuántos muertos hablarán mañana?
¿Sabes tú, vecino, de cuántos muertos hablarán mañana?
Dime, ¿cuántos hacen falta para hacernos vomitar?
Dime si apenas te importa que todo siga igual,
dime si apenas te importa.
Dime lo que ya sabemos y no queremos ver,
dímelo hasta que me importe y no me deje comer,
dime lo que ya sabemos.
Que no hay agua pal sediento,
que no hay paz pa quien la anhela,
que no hay sombra, que no hay pan,
que no hay techo ni trabajo en esta casa cristiana,
en esta casa cristiana.
Que tu casa está cerrada
a los vientos de poniente,
que no quieres más aromas,
que tu casa está cerrada.


Leído en un nick

No tenemos un sueño de revolución, sino una revolución que sueña.

Y mañana, ¿qué?

Mañana estaremos ciegos. Mañana no sabremos nada.

Mañana no estaremos enterados del mundo más allá de nuestras paredes.

Mañana no sabremos, o no nos atreveremos, a cambiar.

Mañana no gritaremos.

Mañana nos llenaremos de mierda. 

Más allá del bipartidismo

La política española ya no es bipartidista. Es bidimensional: una única línea que une dos puntos, que puedan parecer opuestos pero que, en verdad, están en el mismo camino.

Los hay que dicen que Zapatero es el Anticristo, y los hay que dicen que es la reencarnación de Dios. Fuera de esa presunta dialéctica, la nada, el vacio.

¡Zapatero cumple sus promesas electorales! Maravilloso. Me parecería algo loable si su programa electoral fuera, de verdad, de izquierdas. ¡Ha legalizado los matrimonios homosexuales! Genial. Pero los homosexuales, los heterosexuales, lo bisexuales y los castos de toda castidad siguen pringados en un trabajo de mierda que les impide conseguir una casa para independizarse con su pareja. La teoría siempre es maravillosa, pero cuando nos ponemos a llevarla a la práctica hay que pringarse en ciertos temas que ya ni son tan bonitos ni son tan fáciles. Es mucho más sencillo soltar alguna medida muy bien aceptada y que, aunque griten los locos de siempre, no te va a implicar mayores problemas. Claro que tampoco vas a solucionar esos problemas.

Y es que para que vas a mejorar las condiciones laborales de los trabajadores, sea cual sea su tendencia sexual, si para eso tienes que ir contra las grandes empresas que han financiado tu campaña electoral. Para que vas a ir contra esas empresas de trafico de mano de obra... Por Dios, eso es radicalismo y de mal talante. Y es que eso es, en verdad, lo importante: el talante. Poner buenas caras e insultar menos. Y que bien quedas, que majo eres, mientras los trabajadores, especialmente los jóvenes, seguimos sin encontrar un trabajo en condiciones para encontrar una casa en condiciones. Y coño, ya de paso, eso de ir contra los intereses de los especuladores para acabar con tantos buscando una casa medianamente en condiciones y a buen precio en un país lleno de viviendas vacías... Eso para qué!

Y no me insistan con que Zapatero escucha a la gente. Recuerdo el 1 de diciembre del 2001, la mayor movilización de estudiantes de la democracia española. 500.000 estudiantes gritando contra la LOU y el PP. Yo estuve allí, y el PSOE estuvo allí. Estuvo en la manifestación. No en las fuertes campañas para sacar adelante la movilización, no en las asambleas, no prigandose en el trabajo diario. Estuvo en la foto de portada de todos los periódicos, diciendo que nos habían escuchado. Ahora se está preparando la reforma de la LOU. No la derogación, no una nueva Ley de Universidades como se pedía. No. Se está preparando una reforma mínima que no soluciona las principales críticas que el movimiento estudiantil lanzó en su día y sigue lanzando ahora. Se está reformando que las empresas sigan metidas en la Universidad y que la Universidad Privada tenga los mismos beneficios que la pública.

Y como esto se puede hablar de la reforma laboral y de la ley del alzheimer histórico y todo aquello que se dijo y no se hizo, aunque disimulando. Y no carajo, decir esto no es estar a favor del PP. El mundo es mucho más que un plano. Hay más alternativas, pero hay que atreverse a mirar más allá de las cuatro medidas bonitas cómodas y llenarse de mierda y aguantar que te llamen extremista y terrorista y asesino y hay que aguantar mucha basura. El 11 de marzo de 2004 nos llamaron asesinos mientras marcabamos con el movil buscando a nuestra gente en Madrid. Es el otro punto de la misma línea donde se encuentran tanto el PSOE como el PP. Si te sales, la cagaste.

Pues vale, hay que atreverse a salirse. Hay que atreverse a buscar soluciones reales. Hay que atreverse a gritar, como en el cuento, que el Rey está desnudo. Aunque te llamen sátiro o traidor. 

También murieron miles

También murieron miles

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Y bueno, ¿Por qué no aceptan que gobierne el PAN?

¿Por qué no aceptan más años de la derecha en México?

¿Por qué no aceptan la pobreza y la miseria?

¿Por qué no aceptan el vasallaje de la maquila?

¿Por qué no aceptan continuar el éxodo hacia el norte?

¿Por qué no aceptan continuar despidiéndose de sus familias para marcharse?

¿Por qué no aceptan el vender su suelo y su cielo? 

Exigencias

Repsol YPF quiere "la vuelta a un clima de total normalidad y seguridad jurídica en Bolivia" . Las empresas tienen un curioso lenguaje: normailidad y seguridad jurídica significa impunidad. Cumplir todos los requisitos de la legislación significa pasar por encima de la legislación. No haber causado perjuicio económico alguno significa condenar a la pobreza a la mayoría de los Bolivianos robando recursos naturales a precio de Todo a 100.

Repsol se enfada. Como es posible que un Estado nacionalice sus empresas. Eso está pasado de moda, es del siglo XX, de antes de que cayera el muro de Berlín y se comprendiera que el capitalismo es el único puerto de llegada para la Historia y que cualquiera que se saliera de la ruta se convertiría en náufrago o cadaver.

Repsol se enfada. Ahora, en tiempos de huracanes y tsunamis hay barquitos que buscan mejores tierras, a las tientas todavías, pateras o cayucos o cáscaras de nuez en mitad del mar que no quieren ser combustible para las calderas de los grandes buques mercantes.

Repsol se enfada. Invocarán a las mareas y las olas para que hundan al maldito barco rebelde. Y las mareas no podrán. 

Los Baños del Carmen, el Balne, es una de las mejores vistas a pie de playa de la Costa del Sol. Una playita bastante chiquita encuadrada al final del barrio de Pedregalejo.

Los Baños son, también, una más de las zonas abandonadas por el Ayuntamiento. Un lugar que sobrevive a las malas por la gente que acuden al Balne a vivirlo y a resucitarlo.

Pero el gobierno municipal se está dando cuenta de eso y ya ha anunciado que va a cambiarlo. El PP tiene proyectado un plan para acabar con el abandono: la construcción de un puerto deportivo de lujo y un centro comercial. Gracias a esto, los habitantes del distrito este tendremos la oportunidad de acudir a rezar a un templo cercano del Libre Mercado. El Balne no estará ya abandonado, porque ya no estará.

Algo tendremos que hacer. Y lo haremos.

PD: Si el alcalde quiere tierras para especular, le daremos las del cementerio (Pancarta mostrada por unas respetables vecinas de El Palo cuando el alcade explicaba el nuevo Plan General de Ordenación Urbana).

Monopolio de la violencia legítima

Desde el 12 de agosto a las 10 de la noche hasta ayer, 21 a las 2 de la tarde (descontando 8 horas de sueño y una media de 2 horas de transporte) me la he pasado en la Feria de Málaga currando en la caseta de la Juventud Comunista, el Zona Roja (ver foto más abajo). No he podido entrar apenas en internet ni ponerme al tanto de que pasaba en el mundo.  Me he tenido que contentar con observar el micromundo que es el Real de la Feria y, más concretamente, ese guetto llamado por el Ayuntamiento derechista "Zona de la Juventud", que no deja de ser una calle sin ley llena de chavales hasta arriba de pastillas y policías moqueando cocaína.

¿Y que se observa? Pues que durante el montaje de la caseta grupos neonazis nos llenan el Zona Roja de esvásticas, cruces célticas y mensajes de amor del estilo "Rojos al Paredón" o "Guarros vaís a morir". Entra dentro de la moda decorativa de las calles de Málaga, por cuyas calles se puede leer frases como "Ningún rojo con cabeza", "Stop Inmigración" y demás perlas de las letras hispanas. Mezclamos la visión de las pintadas con los recuerdos de un grupo de neonazis que nos sacaron una navaja y nos amenazaron unas semanas antes y decidimos ponernos en contacto con el subdelegado del gobierno y con la jefatura de la policía para que eviten cualquier agresión de esta gente. Y bien, durante la feria no sufrimos ataques de ninguna banda ultraderechista hasta que el sábado la policía local nos cierran la caseta ("se ha visto a gente fumar porros dentro"), es decir, cierran por 24 horas una de las pocas casetas en las que no se venden drogas químicas ni hay duelos a navajas en el guetto de la juventud.

En fin... vamos a tomarnos las cosas con las buenas, pensamos. Nos turnamos para salir de la caseta y confraternizar con la sociedad. Mientras estamos dentro pues nos bebemos las botellas para evitar que se pierda el dinero invertido en ellas y soportamos como podemos el reguetton de la caseta de al lado (no basta con que hayan 4 personas tan solo en la caseta y la puerta esté sellada con candado y cadena, la clausura también nos impide poner música). Son cerca de las 6 de la mañana, hora legal de cierre, y la policía se suele pasear clausurando casetas. Un compañero está subido al equipo de música diciendo incoherencias graciosas cuando un buen grupo de la policía se presenta en la puerta, comienza a gritar y a agitar las verjas. Alguién va a abrir el candado y es golpeado en la nariz que comienza a sangrar. La policía nos ordena cerrar la caseta ("esta cerrada" "no, no lo está"... el candado, la puerta y la ausencia de música no son argumentos validos para las fuerzas del orden). Vamos tras ellos para identificarles. Tras mucho perseguirles y verles golpear a jóvenes y llevar siempre la porra fuera (están interviniendo) conseguimos hablar con ellos. Tienen las pupilas dilatadas y algunos llevan el número de placa tapado, nos cuesta que nos lo digan. El jefe de la unidad era el agente 007 (no es coña).

El día anterior a que esto ocurriera la caseta de El Militante fue atacada, y antes un joven fue golpeado por, digamos, una estética "izquierdista" (una camiseta de Reincidentes, vaya). Y los clausurados somos nosotros, manda huevos. El año pasado la caseta "Rincon Cubano", llevada por el PCE, fue cerrada también 24 horas por no disponer de suficientes mesas y sillas y no contar con luces "familiares".

Un amigo me dijo el domingo: Si no quieren que hagamos demagogia con el argumento "es que van a por los rojos" que disimulen, joder.

Perdon el cabreo, pero montar la caseta para conseguir dinero para llevar a cabo campañas políticas es un tunte bastante grande, y es que como dice la canción "Hay cosas que joden. 

Escala de valores

¿A qué viene todo esto? Ella no es una estrella. No pertenece a este país.

Así opinaba una mujer en EEUU sobre una madre que está amenazada de perderlo todo, ser expulsada del país. Esta ciudadana dejó claro que los únicos mexicanos que tienen derechos al norte de México son Salma Hayek y sus colegas. 

Hasta el martes 25 estaré currando aquí el tiempo que no esté durmiendo. Nos vemos pronto.

Realidad y Prensa

Leyendo una entrevista en el diario El País , no he podido evitar acordarme de cierta escena en el programa que presentaba mi paisana María Teresa Campos (lo cual no dice mucho de Málaga). Un huracan pasaba por el Caribe y en el programa se describían escenas de miseria y de dolor del pueblo cubano ante el paso del huracán. Una espectadora llamó desde Cuba, donde se encontraba de vacaciones, para decir que eso no era así, que por Cuba no estaba pasando ningún tornado y que de hecho ella había pasado el día anterior en una playa muy soleada. Para la presentadora estaba claro:

- Usted lo que tiene que hacer es ver menos los telediarios castrista y sintonizar la CNN.

No importaba lo que pasara en la calle, sino lo que decía la televisión estadounidense que pasaba.

Bueno, lo primero que me llama la atención es que este hombre pide un espacio legal para la oposición en Cuba desde el centro de La Habana. Me imagino a algún sindicalista en Madrid, a finales de los 60 pidiendo la legalización de las Comisiones Obreras, y me imagino la celda en la que sería torturado por el franquismo por rojo. Pero este hombre está tranquilo, sabe que lo que está diciendo, lo puede decir.

Otra cosa es que se informa que pasó 22 años en la carcel cubana por un levantamiento armado contra la Revolución. Que mala dictadura esa, que encarcela a dirigentes de movimientos armados. Por suerte yo vivo en una democracia, así que lo más seguro es que podría organizar sin problemas un levantamiento armado en la Cordillera Penibética, poner mi base guerrillera en el San Antón y, si pierdo, no me pasaría nada. Y todos los democratas de pro estarían pidiendo que, en vez de llevarme a la carcel o que cortaran mi cabeza, se entablara un dialogo abierto.

Por último se dice que Se impone levantar el embargo a la creatividad de los cubanos. Del embargo económico no se dice nada.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Las leyes del Mercado.

Hace unos años varias empresas lanzaron una campaña en África regalando leche en polvo a las madres polvo, para que sus hijos crecieran mejor.

Tras un tiempo regalándola y alabando las bondades de la leche en polvo, comenzaron a venderla.

Ahora se sabe que los niños alimentados con esa leche tienen una tasa de mortalidad tres veces mayor. La causa es que por muy sana que fuera la leche, el agua seguía contaminada, infestada de parásitos que destruían al bebé por dentro. Además, el precio de los botes era demasiado alto, por lo que las madres, convencidas por los estimados representantes empresariales, apuraban aguando más el biberón.

Ahora se celebra la semana mundial de la lactancia. La ONU sabe que hay que volver a concienciar a las madres de que lo mejor para el niño es la lactancia.

Pero las empresas ya se han lucrado lo suficiente con esos asesinatos en serie.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres