Blogia
kanaima

La memoria obligatoria

La memoria obligatoria Hay veces, la mayoría, que las noticias solo pueden ser escuchadas con los dientes apretados. Son esas ocasiones en las que los asesinos salen vivos de los hospitales tras ser tratados eficientemente por los mismos médicos que preparaban asépticamente los instrumentos de tortura y vigilaban los interrogatorios para evitar que el detenido muriera antes de decir algunos nombres, números, direcciones... cuerpos que violar.
En lugares como Chile ¿quién es capaz de jurar que bajos sus pies no se encuentra el cuerpo de una madre asesinada por la dictadura? En un mundo de certezas aberrantes esa duda no tiene derecho a ser olvidada entre miles de papeles de recursos judiciales. Los que hablan de perdon afirman que aquellos crímenes son temas pasados, el bien de la Patria requiere grandes dosis de amnesia. Mienten. Los que negaron el futuro de decenas de miles de hombres y mujeres no tienen derecho al presente: las familiasde las víctimas y sus compañeros tienen el derecho de empuñar sus luchas, y América Latina tiene la obligación de la memoria.
Las grandes alamedas aún no se han abierto completamente, ni lo harán mientras sigan los asesinos manchándolas de sangre con el goteo constante de sus manos. Lo decían en Nicaragua, hace años, y era cierto: Tanta inmundicia no puede ser lavada con agua, por muy bendita que esté
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Amigo Gagarin -

El mejor homenaje para los caídos es levantar aquello que tanto odiaban sus asesinos.
Cuba, Venezuela, Uruguay: América Latina para los presentes y los ausentes -que no olvidados-.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres