Blogia
kanaima

Antagonistas

Están en guerra la sota y el as,
el espejo y el disimulo,
el hospiciano, el niño de papá,
el Einstein y el tonto del culo.

Yahvé, Mefisto, Buda, Cristo, Alá,
las solteronas y los maridos,
Bin Laden, Che Guevara, Supermán,
lo que iva a ser, la mierda que ha sido.

Joaquín Sabina

A veces da miedo. España se rompe, todos son radicales, estamos al borde del abismo...

La derecha se dice defensora de la constitución. La misma constitución que los gobernantes han ignorado en respecto al derecho a la vivienda, al trabajo digno... Cada día algún desconocido cae al abismo, alguien muere, alguien queda inmovil por siempre, y ese desconocido no tiene asociaciones de víctimas que aparezcan diariamente en el noticiero gritando que donde está la justicia y que como el gobierno puede permitirlo.

La derecha, y los que se dicen izquierda moderada, dicen que defienden el artículo 8º de la constitución que asegura la indivisibilidad de España. Nadie se acuerda de los artículos del derecho a la vida, la vida incluso la de los trabajadores. Cuando alguien insinua eso, cuando alguien lo recuerda, lo hace porque es un radical, un guerracivilista, un miembro de la anti-España.

El caso es que esa anti-España son los hijos y los nietos de los exiliados y asesinados por los padres y los abuelos de los pro-España, los constitucionales. Los anti-constitucionalistas son, hoy, los hijos de los que lucharon por la democracia. Los antiespañoles son, hoy, los hijos de los que lucharon por la libertad en España. ¿Cuantos españoles no conocieron nunca a sus padres y abuelos por haber muerto en los campos de concentración franquistas o nazis? Oficialmente, fueron bandidos. Sus nombres no son los nombres de las calles, colegios u hospitales.

Esos ladrones de la democracia de hace décadas hoy hablan del olvido para avanzar en España. Las heridas no se sanan olvidándolas, sino tratándolas. Tenemos una hornada de "historiadores" que vienen a decir, palabra más, palabra menos, que los franquistas se levantaron en contra de una dictadura, que ellos nos permitieron ahora, 60 años después, vivir en democracia. Que las generaciones de luchadores muertos y exiliados que nunca volvieron a ver a su país ni a su familia, que aquellos que creyeron durante 40 años en algo más, algo mejor, esos son los dictadores. La resistencia contra el fascismo en Europa, la resistencia de los españoles, del primer hombre, españo, que puso un pie en las playas de Normandía y del primer tanque, español, que entró en el París liberado, esos son los dictadores.

Resulta que los que callaron en los callejones de la dictadura, los que no pudieron levantar la vista ante las sotanas y los soldados, no son más que daños colaterales de los demócratas del franquismo. Resulta que secuestraron a España por nosotros, como un favor que el pueblo, pobre menor de edad, no podía comprender.

Sin embargo, la anti-España que siempre luchó por los españoles, sigue aquí, sigue pese a todo. Y seguirá.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Zenia -

El pueblo que olvida su historia, pierde la memoria.
Colguè un enlace con una direcciòn que pide a gritos no olvidar, es:

http://www.terrorfileonline.com
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres