Blogia
kanaima

Para brindar en Nochevieja

Cuando Roma comenzó a invadir Iberia para dejarnos su marca cultural durante siglos, el año empezaba el 15 de marzo. Ese era el día en que se elegían consules para que gobernaran la vida de la creciente República. Esos consules decidían qué naciones bárbaras serían conquistadas mediante la guerra, cuales mediante mordazas comerciales y cuales mediante puro miedo al ver a varias legiones acampadas cerca de sus fronteras. Roma crecía, y su única oposición en el mediterraneo era Cártago. Ésta ciudad sería destruida y sus ruinas regadas con sal, para que ni memoria de ella quedase.
El tiempo siguió corriendo, como las legiones y la sangre, y cada vez más porciones de la península ibérica eran anexionadas por la República. Roma rompía tratados a sangre y hierro, y cada sublevación acababa en matanza.
Hace 2160 años, día arriba, día abajo, varias tribus celtíberas comenzaron una nueva sublevación. Eligieron como capital de los rebeldes a Numancia, en mitad de la meseta. El ejército más poderoso del momento marchó hacia las zonas sublevadas. Los insurgentes inventaron una nueva forma de guerra, de la que pasarían más de 20 siglos para que alguien la llamara "guerrilla", y los soldados romanos caían a cientos en las emboscadas y las trampas. Los consules eran incapaces de solucionar el problema que un puñado de andrajosos bárbaros le estaban causando. Había que cambiar de gobernantes ya y ya, y ya resultó ser el 1 de enero.
Luego, Numancia fue destruida. De su resistencia quedan dos cosas: un puñado de piedras en mitad de la meseta y nuestro calendario...

PD: No se por qué, pero escribiendo esto comence a pensar Iraq...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Amigo Gagarin -

Lo que se aprende en tu blog...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres