Blogia
kanaima

Línea de flotación

Un amigo me comentaba en el bus 11 que estaba ahorrando para hacer un viaje a Buenos Aires, que era el lugar de donde venía su pareja. Estuvimos hablando de eso un rato, de Argentina y de lo dificil de encontrar trabajo para juntar el dinero y del precio de los billetes y esas cosas.

Al rato le comenté que un par de amigas mías habían estado en Argentina hacía poco, en Mendoza, una de ellas era de allá y hacía tiempo que no volvía a ver a su familia y a su gente. Le dije que a mi también me gustaría ir allá.

En eso un desconocido comenzó a llamarme desde atrás. Me dijo que él era de Mendoza, que llevaba aquí hacia poco tiempo y me dijo que Medoza era lindísima como su gente y que si iba allá le dijera y me prepararía una guía de sitios y que...

Bajamos del bus en la misma parada. Estaba contento por esos encuentros, esas cosas que te dicen que el tamaño del mundo es mentira, cuando me cruze con dos personas que hablaban casi a los gritos: Cada vez hay más moros y más sudacas. España se hunde!

Aguanté el vómito y el insulto y me marché.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Zenia -

Me ha gustado esta crónica de ciudad. ¡Qué pequeño es el mundo¡. Como ahora que descubro que has colocado un enlace con esta isla mía. Seré recíproca contigo.
El Salvador tiene una historia que a vecesolvidamos. Gracias por recórdamela. Un abrazo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres